OSPF

OSPF

El protocolo OSPF (Open Shortest Path First) es quizás el protocolo más implementado hoy como protocolo de enrutamiento interior para redes corporativas medianas y grandes.

Es un protocolo muy interesante si se consideran las opciones y posibilidades de configuración que ofrece y que le permite dar respuesta a los escenarios o requerimientos más diversos. Sin embargo, esa misma potencialidad requiere del Administrador de la red un conocimiento y destreza superiores a los que requiere la implementación de protocolos más simples como por ejemplo RIP versión 2.

OSPF es un protocolo estándar de enrutamiento interior basado en el RFC 2328. Es un estándar abierto, lo que hace que esté disponible en múltiples sistemas operativos: Windows 2003 Server, Linux, Cisco IOS, etc.

Como protocolo de enrutamiento opera como protocolo de estado de enlace, e implementa el algoritmo de Dijkstra para calcular la ruta más corta a cada red de destino. Su métrica de enrutamiento es el costo de los enlaces, parámetro que se calcula en función del ancho de banda; por este motivo es de gran importancia la configuración del parámetro bandwidth en las interfaces que participan de este proceso de enrutamiento.

Opera estableciendo relaciones de adyacencia con los dispositivos vecinos, a los que envía periódicamente paquetes hello. Adicionalmente, cada vez que un enlace cambia de estado inunda la red con la notificación de este cambio. Adicionalmente, cada 30 minutos envía a los dispositivos vecinos (o adyacentes) una actualización conteniendo todos los cambios de estado de enlaces de ese período.

OSPF es un protocolo apto para su implementación en redes de todo tipo y tamaño. Sin embargo, su debilidad principal es que demanda una configuración más compleja que otros protocolos, sobre todo para redes pequeñas.

Sus principales features pueden sintetizarse así:

  • Converge con mayor velocidad que los protocolos de vector distancia.
  • Sus actualizaciones son pequeñas ya que no envía toda la tabla de enrutamiento.
  • No es propenso a bucles de enrutamiento.
  • Escala muy bien en redes grandes.
  • Utiliza el ancho de banda de los enlaces como base de la métrica.
  • Soporta VLSM y CIDR.
  • Brinda múltiples opciones de configuración lo que permite adaptarlo a requerimientos muy específicos.

La configuración básica de OSPF

Si bien la implementación de features avanzados del protocolo puede ser compleja, su configuración inicial para entornos pequeños no es tan compleja como pudiera creerse.

Como en todos los protocolos, el inicio es la activación del protocolo:

Router(config)#router ospf [proceso]

Router(config-router)#_

El ID de proceso es un identificador de carácter exclusivamente local del dispositivo en el que se está ejecutando. Permite la activación de múltiples instancias de OSPF simultáneamente. Su elección es totalmente arbitraria. El uso habitual es utilizar el mismo ID en todos los dispositivos solamente por una cuestión de orden y sencillez.

A continuación, como en otros protocolos de enrutamiento interior, es preciso identificar cuáles son la redes directamente conectadas que deben ser publicadas por el protocolo:

Router(config-router)#network [red] [wildcard] area [ID]

Se indica la dirección de red y a continuación la máscara de wildcard (atención, no la máscara de subred, sino su inversa, la máscara de wildcard). La máscara la indica a OSPF, tomando como base la dirección de red, el rango de interfaces que deben considerarse: con una sola sentencia network se puede identificar a un conjunto de interfaces.

También es necesario especificar un ID de área. Este si es un punto a tener cuidado. El área es el modo en que OSPF organiza la red. Una red puede estar dividida en múltiples áreas y la información de enrutamiento se comparte entre los enlaces que constituyen una misma área. Si es necesario pasar información de enrutamiento de un área hacia otra, esto se hace a través de un router de borde.

Por lo tanto es necesario que los enlaces que participan de un intercambio de información de enrutamiento pertenezcan a la misma área OSPF. En redes pequeñas se opera con una única área OSPF y se suele utilizar para esto el área 0, que es adicionalmente el área de backbone.

Una vez que se han configurado ambos extremos de un enlace, los routers comienzan el intercambio de información para lo cual comienzan por generar las adyacencias. Este proceso se puede monitorear a partir de los mensajes de logging que Cisco IOS envía a la consola de configuración. Un ejemplo de estos mensajes es el siguiente:

*Nov 5 12:23:33.370: %OSPF-5-ADJCHG: Process 1, Nbr 10.1.1.1

on Ethernet0/0 from LOADING to FULL, Loading Done

Si desea asegurarse de que estos mensajes sean enviados a la consola y almacenados en un archivo log, utilice el comando:

Router(config-router)#log-adjacency-changes

De este modo se asegura tener un registro en un archivo log de los cambios de adyacencias, lo que permite verificar lo ocurrido, por ejemplo, en el caso de la pérdida de conectividad con un dispositivo vecino.

El monitoreo de OSPF

Como es habitual, Cisco IOS ofrece una serie de comandos que permiten monitorear y verificar la operación del protocolo en el dispositivo:

Router#show ip ospf

Router#show ip ospf neighbor

Router#show ip ospf interface

Router#show ip route ospf

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s